Trabaja con nosotros

Inicio :: Noticias :: La Armada sale en auxilio del naval con el...

Compartir:

08-05-2014

La Armada sale en auxilio del naval con el encargo de un barco en Ferrol

El misterioso «barco gris» tomó cuerpo. El anuncio que el presidente de la Xunta fue dosificando en las últimas semanas, en sus intervenciones en el Parlamento gallego, se concretó ayer mucho más con la visita a Galicia del presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Ramón Aguirre, que tras mantener una reunión con Feijoo y el alcalde de Ferrol, José Manuel Rey, confirmó que los ministerios de Defensa y Hacienda dieron su «conformidad presupuestaria» para encargarle a los astilleros públicos de Navantia en Ferrol la construcción de un buque de acción marítima (BAM), un patrullero oceánico similar al que la Armada envió al Índico para proteger a la flota atunera de la piratería.La construcción de este buque supondrá una inversión de 200 millones y aproximadamente 1,1 millones de horas de trabajo, lo que garantizaría carga laboral en las gradas ferrolanas durante 30 meses. Aguirre puso de relieve que, con este pedido, que se suma al flotel encargado por la petrolera mexicana Pemex, aumenta mucho la «ocupación» de los astilleros ferrolanos y de la industria auxiliar.Más contenido se mostró el presidente de la SEPI a la hora de precisar la incidencia de este pedido en términos de empleo. «Prefiero que lo haga la dirección de Navantia» una vez que mire a fondo las características del buque, dijo, aunque estimó que el encargo mantendrá ocupados a 500 trabajadores (cifra que los sindicatos rebajaron a 260).

Un «gemelo» en Cádiz
Con este contrato, la Armada española pone fin a ocho años de sequía y recupera el programa de pedidos que quedó interrumpido en el año 2006. Además, el Ministerio de Defensa encargará un buque similar en los astilleros de la bahía de Cádiz, «gemelo del de Ferrol», precisó Ramón Aguirre, del que hoy mismo se informará en Andalucía.La construcción de ambos buques se afrontará mediante la suscripción de un crédito extraordinario, que no computaría a efectos del déficit público, que sería el principal inconveniente para que la Marina reactivara su cartera de pedidos.Una vez que el encargo tiene la conformidad de los dos ministerios implicados, todavía falta que pase por el Consejo de Ministros y se concrete.
La previsión que maneja la SEPI es que el buque pueda empezar a construirse a partir del próximo verano.La Armada española dispone ya de varios BAM, construidos en los astilleros de San Fernando. Se trata de un buque de defensa y ataque muy maniobrable y versátil, que enrolará a un promedio de 35 marineros y que dispone de una capacidad máxima de ocupación de 110 marineros, según explicó Ramón Aguirre.

Un «alivio»El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, anticipó la noticia del pedido en su intervención previa en el pleno de la Cámara autonómica, antes de reunirse en su despacho parlamentario con el presidente de la SEPI. Tras el encuentro, agradeció la implicación personal de Aguirre para lograr este contrato, «que supón sin ningunha dúbida un alivio importante» para el sector naval público, especialmente para el de la ría de Ferrol.También bromeó Feijoo con el encuentro, en el que participaron el conselleiro de Economía, Francisco Conde, y el alcalde de Ferrol, José Manuel Rey, quien meses atrás había desplegado una pancarta ante la sede de Navantia en Madrid para pedir carga de trabajo para Ferrol. «Asegúrolles que diso non falamos na reunión», dijo.El regidor ferrolano también aludió indirectamente a aquel episodio arguyendo que es «un alcalde exigente», debido a sus «obligaciones» con la ciudad. Pero, dicho eso, Rey Varela también destacó que sabe ser un «alcalde agradecido», por lo que enfatizó la importancia que supone que la Armada haga el primer pedido después de ocho años. «Hay que seguir trabajando para consolidar el sector naval en la ciudad», conminó el regidor.No obstante, Ramón Aguirre quiso dejar claro que este encargo repercutirá también en la industria auxiliar, que «tendrá la capacidad de suministrar al astillero» público todo tipo de material que el nuevo barco conlleva, como es el caso de los equipos y pantallas de navegación.«Lo importante a resaltar es que la Armada vuelve a hacer pedidos a Navantia», resolvió Aguirre, constatando lo ocurrido muchas otras veces en la historia: al final es la Marina la que sale en auxilio de la construcción naval de la ría de Ferrol.

Fuente: La Voz de Galicia
Foto: Botadura barco armada en Ferrol

Sectores

© Electro Rayma S.L :: Polígono Río de Pozo. Avda Gonzalo Navarro 36-38. 15578 Narón - A Coruña - España
Tlf_+34 981 397 060 Fax_+34 981 397 273 :: info@electrorayma.com